Tu Carrito de compras
Al margen de la prosa, la escritura de versos fue para Juan José Arreola una actividad intermitente, ancilar a veces, pero el lector curioso hallará sonetos y no pocas décimas de notable factura donde casi siempre campea el espíritu lúdico y abismal de su autor. Arreola no se propuso pintar de manera profesional, trazar con pinturas el papel fue una suerte de terapia para atemperar su angustia y sus obsesiones, para liberar sus demonios y fantasías. A semejanza de su concepción intertextual de la literatura, en las acuarelas de Arreola el espacio pictórico está intervenido por la cita de cuadros y poemas, por la escritura como un elemento de la pintura.

Ficha catalográfica


Arreola, Juan José
    Perdido voy en busca de mí mismo. Poemas y acuarelas/Juan José Arreola ; comp. de Orso Arreola ; ed. introd. y notas de Felipe Vázquez—México : FCE, 2018
   134 pp. : ilus. ; 23 x 15 cm.—(Colec. POESÍA)
   1. Poesía mexicana 2. Literatura mexicana - Siglo XX
LC PQ7297DeweyM861 A774p

Autor


Nació en Zapotlán, El Grande, hoy Ciudad Guzmán, Jalisco el 21 de septiembre de 1918. Trabajo desde los once años y ha desempeñado desde entonces los empleos más diversos. Desde niño le atrajo la representación. Estudió con Fernando Warger, fue actor y trabajo bajo la dirección de Rodolfo Usigli y Xavier Villaurrutia. Becado por el Instituto Francés de América Latina viajó a París en 1945, donde estudio declamación y técnica de la actuación con Jean Louis Barrault, Pierre Renoir, Jean Le Gof y Louis Jouvet y figuró como comparsa de la Comedia Francesa. A su regreso se incorporó como becario a El Colegio de México. Fue corrector en el Fondo de Cultura Económica (1946-1949); director y fundador de la Casa del Lago; fundador y miembro del Consejo Literario del Centro Mexicano de Escritores, invitado a dirigir seminarios de escritores cubanos en la Casa de las Américas en la Habana (1960), fundador de los Talleres literarios de la Universidad Nacional Autónoma de México, del Instituto Politécnico Nacional y del Departamento del Distrito Federal y de la Secretaría de Relaciones Exteriores; fue coordinador de ediciones de la Presidencia de la República (1961-1966); ha sido profesor de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México y ha colaborado y actuado en programas culturales de la radio y la televisión ("Vida y Voz"). Su obra literaria ha obtenido numerosas distinciones, entre ellas los premios de literatura, Jalisco 1953, en 1955 obtuvo el primer premio en el Festival Dramático del INBA con su pieza "La hora de todos", el Xavier Villaurrutia 1963, El Premio Nacional de Periodismo Azteca de Oro 1975, Premio Nacional de Letras 1979. Junto con Héctor Mendoza dirigió algunos de los magníficos programas teatrales "Poesía en Voz Alta", iniciados en 1956. Como narrador se inició en el "Vigía", revista de Zapotlán y en Guadalajara, en las revistas "Eos" y "Pan", la primera la editó con Arturo Rivas Sainz y la segunda con Antonio Alatorre. Ya en la Ciudad de México colaboró en las revistas "América", "Letras de México", "El Hijo Pródigo", "Revista de la Universidad de México", "Siempre" entre otras y en los suplementos culturales de los principales diarios. Fundó y dirigió esfuerzos editoriales tan importantes como las colecciones "Los presentes" "Cuadernos y libros del Unicornio" y las ediciones y revistas Mester, de su Taller Literario. La literatura mexicana debe a Juan José Arreola valiosos aportes que han enriquecido el cuento como género literario y el lenguaje, como forma de designar y aprender tanto la realidad que circunda al hombre como la de su misteriosa y compleja interioridad. Arreola, con Rulfo y Revueltas, son cuentistas que en la década de los cincuenta marcaron nuevos rumbos a nuestra narrativa. La imaginación es, en Arreola, lo dominante en sus relatos a menudos breves y perturbadores. La intención del autor es trascender nuestra realidad cotidiana y llegar a lo esencial. Esto, aunado a un equilibrio estilístico excepcional, a un sutil humor y a que ha sabido alcanzar una cabal economía de palabras con el mayor resultado de concreción y síntesis expresiva, han colocado a la obra de Arreola en un lugar de privilegio y de vanguardia.

Videos relacionados



Notas relacionadas


**Precios exclusivos de la librería virtual
OTRAS OBRAS RELACIONADAS

Contubernio de espejos (Poemas 1960-1964)
Elizondo, Salvador

Fábulas e historias de estrategas
Tinajero, Renato

El río (notas y poemas)
Alcántara, Juan

Obras
Arreola, Juan José

La poesía llama
Aridjis, Homero