Tu Carrito de compras
Gabriela Mistral, pilar de la literatura chilena, poeta de la naturaleza y del continuo viaje. En su poesía se funde la vida cotidiana con la búsqueda de la comunión con lo divino. Tierra, sangre y lágrimas confluyen en cantos hacia Dios, que también es el amado, es el alma propia, es el continente americano. La poesía de Mistral se interna en la vasta geografía, flora, fauna y elementos de América Latina para conocer el espíritu nos une. Así, crea poemas en que el amor por lo humano, por Dios y por nuestra tierra son uno mismo. En esta antología Jaime Quezada hace una selección de los mejores poemas de Mistral presentes en sus cinco libros poéticos.
Formato:
**Precios exclusivos de la librería virtual

Descripción del producto


Isbn: 9786071665195

Presentación: rustico

Peso: 0.26 kg

Idioma: ESPAÑOL

Idioma Original: ESPAÑOL

Editorial: FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)

Año de edición: 2019

Colección: POESÍA

Área temática: LITERATURA


Ficha catalográfica


Mistral, Gabriela
   Poesía reunida /Gabriela Mistral ; selec. y pról. de Jaime Quezada —México : FCE, 2019
   300 pp. ; 23 x 15 cm —(Colec. POESÍA)
   1. Poesía chilena 2. Literatura chilena - Siglo XX
LC PQ8097DeweyChi861 M417p

Biografría del autor


Nace la poeta el 7 de abril de 1889 con el nombre de Lucila Godoy Alcayaga, en la ciudad de Vicuña en el Norte Chico chileno y vive gran parte de su infancia en el Valle de Elqui. Sus padres fueron Juan Jerónimo Godoy, profesor, y Petronila Alacayaga, modista. Su hermana mayor, Hemelina, es quien sostiene a la familia desde 1982, cuando es designada directora de la Escuela Primaria de Montegrande. Lucila ingresa a la Escuela Superior de Niñas de Vicuña en 1900. A partir de los 14 años colabora en periódicos publicados bajo el seudónimo de Soledad. Su carrera profesional es meteórica, ya que a los 15 años es escribiente en el Liceo de la Serena y a los 18 enseña en la escuela rural de La Cantera. En 1906 conoce a Romelio Ureta Carvajal, empleado de ferrocarriles, del cual se enamora y un año después es nombrada inspectora del Liceo de Niñas de la Serena. Colabora en los periódicos El Coquimbo y La Reforma, como asimismo en la revista Penumbras de La Serena, usando el seudónimo de Alma. Publica sus primeros poemas bajo el nombre de Gabriela Mistral. En 1909 se desempeña como maestra en la Escuela de Los Cerrillos y en 1910 se titula en la Escuela Normal y es nombrada profesora de historia e inspectora en el Liceo de Antofagasta. En 1912 se traslada a Los Andes como inspectora y profesora de Castellano en el liceo de la ciudad y allí escribe la mayor parte de los poemas de Desolación. El 22 de diciembre de 1914 obtiene la más alta distinción en los Juegos Florales de Santiago con su tríptico ¨Los Sonetos de la Muerte¨y comienza a usar regularmente el seudónimo de Gabriela Mistral. El ministro Pedro Aguirre cerda la nombra, en 1918, profesora de Castellano y directora del Liceo de Punta Arenas, cargo donde permanece hasta el año siguiente. En 1920 es trasladada a Temuco y allí conoce a Neftalí Reyes Basoalto (Pablo Neruda). Viaja a México, José Vasconcelos. El Instituto de ¨Las Españas¨ le publica su libro de poemas Desolación. En 1923 el Consejo de Instrucción Primaria de Chile le otorga a Gabriela Mistral el titulo de profesora de Castellano y en ese mismo año aparece en México su libro Lecturas para mujeres. Se publica la segunda edición de Desolación y en Barcelona una selección de sus poemas. En 1925, Gabriela Mistral regresa a Chile y se le reconoce una pensión, jubilándose como maestra a los 36 años. El alcalde de Vicuña la declara Hija Ilustre de la ciudad. Un año después representa a Chile en el Instituto de Cooperación Internacional de la Sociedad de Naciones en Ginebra. Se traslada a vivir a Francia y reemplaza a Joaquín Edwars Bello como delegado del Instituto de cooperación Intelectual. Participa en varios congresos internacionales y funda la colección de libros ¨Clásicos Iberoamericanos¨.En los años siguientes culmina su proceso de glorificación intelectual dictando conferencias y cursos en Estados unidos y universidades de Latinoamérica. En 1938 retorna a Chile por segunda vez, mientras en Buenos Aires se publica su obra Tala. En 1939 la poeta ejerce de Cónsul en Niza. Es nombrada ¨Enviado Extraordinario y Ministro Plenipotenciario¨ por el presidente Pedro Aguirre Cerda ante los gobiernos de América Central, cargo que por lo delicado de su salud no acepta. Al año siguiente se traslada a Brasil, desde donde sigue desarrollando una intensa labor literaria en publicaciones y actividades. En 1943 muere su sobrino. En Petrópolis, Brasil, recibe en 1945 la noticia del Premio Nobel de Literatura, después del cual recibe honores en diversas partes del mundo. En 1951 se le otorga en Chile el Premio Nacional de Literatura. Durante los años siguientes, Gabriela Mistral se desenvuelve como una embajadora chilena y latinoamericana en las Naciones Unidas, defendiendo la condición de la mujer y los derechos humanos, y en 1957, después de una prolongada enfermedad, la poeta muere el 10 de enero de un cáncer al páncreas en Nueva York. Sus restos son trasladados posteriormente al pueblo de Montegrande, en el norte de Chile.

Notas relacionadas


No hay noticias relacionadas
OTRAS OBRAS RELACIONADAS

Viento quebrado. Poesía reunida.
Castro, Dolores

Antología personal
Gutiérrez Vega, Hugo

Antología poética
Sabines, Jaime

La primera oscuridad
Hahn, Óscar

Diario de sueños
Aridjis, Homero