Tu Carrito de compras
Esta obra es el cimiento metodológico de la obra monumental de Wilhelm Dilthey. Enfrentado al predominio de las ciencias de la naturaleza , su intento consiste -según anotación en los documentos autobiográficos- en hacer valer la independencia de las ciencias del espíritu , es decir: las ciencias morales, políticas, sociales.
Formato: Otros formatos: Ver detalle Electrónico (ePub)
**Precios exclusivos de la librería virtual

Descripción del producto


Isbn: 9681600290

Idioma: ESPAÑOL

Idioma Original: ESPAÑOL

Editorial: FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)

Año de edición: 1944

Número de edición: 1

Colección: FILOSOFÍA

Área temática: FILOSOFÍA


Ficha catalográfica


Dilthey, Wilhelm
   Obras I. Introducción a las ciencias del espíritu: En la que se trata de fundamentar el estudio de la sociedad y de la historia/Wilhelm Dilthey ; trad., pról., epílogo y notas de Eugenio Ímaz—México : FCE, 1944.
   xxv, 427 pp.; 23 x 16 cm.—(Colec. FILOSOFÍA)
   1.Ontología 2.Espiritualismo
LC B841 D5318Dewey110D579i

Biografría del autor


Wilhelm Dilthey (1833-1911). Filósofo alemán. Nacido en Biebrich, Renania, cursó estudios en Heidelberg y Berlín. Dio clases de filosofía en las universidades de Basilea, Kiel,Breslau y Berlín. Dilthey lucho contra la dominación del conocimiento por las ciencias naturales objetivas; intentando radicar una ciencia subjetiva de las humanidades (Geisteswissenschaften). Dentro del enfoque clásico de Dilthey sería el análisis propio de las ciencias naturales con base en la causalidad y las leyes constantes de los fenómenos. Estos estudios humanos subjetivos (que incluyen derecho, religión, arte e historia) deberían centrarse en una realidad histórica-social-humana.Opinaba que el estudio de las ciencias humanas supone la interacción de la experiencia personal, el entendimiento reflexivo de la experiencia y una expresión del espíritu en los gestos, palabras y arte. Se esforzó por dilucidar lo que ha llamado filosofía de la filosofía; merced a esto y otros intentos se ha llegado a erigir, aunque todavía imperfectamente, una verdadera teoría filosófica de la filosofía, teoría que tiene su justificación en el hecho de que la filosofía nunca es, por principio, una totalidad acabada sino una totalidad posible. Propugnaba que todo saber debe analizarse a la luz de la historia. Falleció el 1 de octubre de 1911.

Notas relacionadas


No hay noticias relacionadas
OTRAS OBRAS RELACIONADAS

El duelo de los ángeles: Locura sublime, tedio y melancolía en el pensamiento moderno
Bartra, Roger

La ilustración radical. La filosofía y la construcción de la modernidad, 1650-1750
Israel, Jonathan I.

Filosofía de la liberación latinoamericana
Cerutti Guldberg, Horacio

Demóstenes: La agonía de Grecia
Jaeger, Werner Wilhelm

Hombre, signo y cosmos. La filosofía de Charles S. Peirce
McNabb, Darin