Tu Carrito de compras
La obra se considera como núcleo de la teoría del nacimiento y de la circulación del capital, así como de su función determinante en el proceso entero de los bienes económicos. Además de la nueva traducción de Wenceslao Roces, la obra se enriquece con prólogos de Ignacio Perrotini y Ricardo Campa, las cartas intercambiadas entre Marx y algunos de sus contemporáneos, y una serie de artículos de Federico Engels referentes a las teorías expuestas en esta obra clásica.
Formato: Otros formatos: Ver detalle Impreso (Pasta dura)
**Precios exclusivos de la librería virtual

Descripción del producto


Isbn: 9786071620767

Presentación: Electrónico

Idioma: ESPAÑOL

Idioma Original: ESPAÑOL

Editorial: FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)

Año de edición: 2014

Colección: ECONOMÍA

Área temática: ECONOMÍA


Ficha catalográfica


Marx, Carlos
   El capital: Crítica de la economía política, tomo I, Libro I. El proceso de producción del capital/Carlos Marx ; nueva versión del alemán por Wenceslao Roces ; estudio introd. de Ignacio Perrotini ; pról. y cuidado de la ed. Ricardo Campa—4ª ed. - - México : FCE, 2014
   LVIII + 1016 pp. ; 23 x 17 cm—(Colec. ECONOMÍA)
   1. Capital 2. Economía Política
LC HB501 M3618Dewey330.1M392c

Biografría del autor


Karl Marx (1818-1883).Filósofo alemán. Nació el 5 de mayo de 1818 en Tréveris (Alemania). Hijo de un abogado judío de liberal, que se convirtió al protestantismo con toda la familia cuando Karl era todavía un niño. Cursó estudios en las universidades de Bonn, Berlín y Jena. En 1842 tuvo lugar la publicación de un artículo suyo en la Rheinische Zeitung de Colonia, convirtiéndose algún tiempo después en jefe de redacción. Su pensamiento político era radical, aunque aún no era comunista. Tuvo problemas con las autoridades por las críticas que realizó sobre las condiciones sociales y políticas, en sus artículos periodísticos, obligándole a dejar su puesto en el rotativo en 1843. Cuando el periódico dejó de editarse algún tiempo después, Marx se mudó a París. En este momento, se dedicó a estudiar filosofía, historia y ciencia política, llevándole a adoptar el pensamiento de Friedrich Hegel. En 1844 se reunió con Engels en París. Intercambiaron pensamientos y opiniones, llegando a la conclusión de que ambos tenían la misma concepción sobre la naturaleza de los problemas evolucionarios. Comenzaron a trabajar juntos en el análisis de los principios teóricos del comunismo y en la organización de un movimiento internacional de trabajadores dedicado a la difusión de aquéllos. Juntos continuaron durante toda su vida.En 1845 Marx tuvo que dejar la capital francesa por aparecer implicado en actividades revolucionarias. Se trasladó a Bruselas,donde comenzó a organizar y dirigir una red de grupos llamados Comités de Correspondencia Comunista, establecidos en varias ciudades europeas. Dos años después, Marx y Engels recibieron el encargo de elaborar una declaración de principios que sirviera para unificar todas estas asociaciones e integrarlas en la Liga de los Justos (Liga Comunista). Así nació el Manifiesto Comunista. Las proposisicones centrales del Manifiesto, aportadas por Marx, constituyen la concepción del materialismo histórico, concepción formulada más adelante en la Crítica de la economía política (1859). En estas tesis, se presenta el sistema económico dominante en cada época histórica, por el cual se satisfacen las necesidades vitales de los individuos. Ésta determina la estructura social y la superestructura política e intelectual de cada periodo. Así, la historia de la sociedad es la historia de las luchas entre los explotadores y los explotados. Esta obra influyó notablemente en la literatura comunista posterior y en el pensamiento revolucionario en general.Tras la publicación del Manifiesto, estallaron procesos revolucionarios (las revoluciones de 1848) en Francia, Alemania y el Imperio Austriaco, por lo que fue expulsado de Bélgica. Regresó a París y después a Renania. Fundó y editó en Colonia una publicación comunista, la Neue Rheinische Zeitung (Nueva Gaceta Renana) y colaboró en actividades organizadoras de agrupaciones obreras. En 1849 fue arrestado y juzgado bajo la acusación de incitar a la rebelión armada. Fue absuelto, pero le expulsaron de Alemania y se cerró la revista. Algún tiempo después las autoridades francesas también le obligaron a abandonar el país y se trasladó a Londres, donde permaneció el resto de sus días. Allí profundizó en sus ideas, publicando nuevos escritos, y a alentar la creación de un movimiento comunista internacional. Durante ese periodo, elaboró varias obras que fueron constituyendo la base doctrinal de la teoría comunista. Entre ellas se encuentra su ensayo más importante, El capital (volumen 1, 1867; volúmenes 2 y 3, editados por Engels y publicados a título póstumo en 1885 y 1894, respectivamente), un análisis histórico y detallado de la economía del sistema capitalista, en el que desarrolló la siguiente teoría: la clase trabajadora es explotada por la clase capitalista al apropiarse ésta del valor excedente (plusvalía) producido por aquélla.Su segunda obra, La guerra civil en Francia (1871), analizaba la experiencia del gobierno revolucionario francés (la Comuna de París), establecida en esta ciudad durante la Guerra Fanco-prusiana.

Notas relacionadas


No hay noticias relacionadas
OTRAS OBRAS RELACIONADAS

Los Grundrisse de Karl Marx. Fundamentos de la crítica de la economía política 150 años despúes
Musto, Marcello (ed.)

Impuesto al gasto
Kaldor, Nicholas

La perenne desigualdad
Cordera Campos, Rolando

Más allá de la crisis. El reclamo del desarrollo
Cordera, Rolando (coord.)

Esta vez es distinto. Ocho siglos de necedad financiera
Reinhart, Carmen M., y Kenneth S. Rogoff