Tu Carrito de compras
Rulo nunca creyó que ser zurdo fuera nada extraordinario, pero llegó Victoria Camargo, una aparente impostora, al reino de los zurdos y todo se transformó; ella pasará de ser su archienemiga a ser su única aliada. Al final, se dan cuenta de dos cosas: ser zurdo no es un privilegio ni un defecto, y que se encuentran cómplices en las personas más inesperadas.
Formato: Otros formatos: Ver detalle Impreso (Rústico)
**Precios exclusivos de la librería virtual

Descripción del producto


Isbn: 9786071617668

Presentación: Electrónico

Idioma: ESPAÑOL

Idioma Original: ESPAÑOL

Editorial: FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)

Año de edición: 2013

Colección: A LA ORILLA DEL VIENTO

Área temática: LIBROS PARA NIÑOS


Ficha catalográfica


Padilla, Ignacio (texto) y Trino (ilus.)
   Todos los osos son zurdos /Ignacio Padilla ; ilus. de Trino —México : FCE, 2010
   70 pp. : ilus. ; 19 x 15 cm —(Colec. A LA ORILLA DEL VIENTO)
   1. Literatura Infantil
LC PZ7Dewey808.068P515t

Biografría del autor



Notas relacionadas


Jorge Volpi
Abilio recibe una misión de labios de su tío Maclovio: avistar el mundo, desenredar nuevos idiomas, explorar la vasta redondez del planeta. Lleno de curiosidad y de esperanza, aborda su primer avión para emprender una mínima odisea que al cabo lo traiga de vuelta al pueblo y a los brazos de su adorada Anacoluta. No cuento qué más le ocurre a Abilio, el protagonista de Última escala en ninguna parte, el libro póstumo de Ignacio Padilla que acaba de publicar el Fondo de Cultura Económica en su colección A través del espejo. Se trata, estoy cierto, de uno de sus mejores textos breves, el universo donde se sentía más cómodo. Como todo gran cuento para niños y jóvenes, Última escala... es una gran lectura para adultos: una profunda, melancólica, desencantada reflexión sobre la existencia, sobre las carreras que elegimos (o nos eligen), sobre el sentido o el sinsentido de atesorar millas y reconocimientos, ansias y recelos, sobre la inercia que nos atenaza sin remedio.
Reforma

Jorge Volpi
Abilio recibe una misión de labios de su tío Maclovio: avistar el mundo, desenredar nuevos idiomas, explorar la vasta redondez del planeta. Lleno de curiosidad y de esperanza, aborda su primer avión para emprender una mínima odisea que al cabo lo traiga de vuelta al pueblo y a los brazos de su adorada Anacoluta. No cuento qué más le ocurre a Abilio, el protagonista de Última escala en ninguna parte, el libro póstumo de Ignacio Padilla que acaba de publicar el Fondo de Cultura Económica en su colección A través del espejo. Se trata, estoy cierto, de uno de sus mejores textos breves, el universo donde se sentía más cómodo. Como todo gran cuento para niños y jóvenes, Última escala... es una gran lectura para adultos: una profunda, melancólica, desencantada reflexión sobre la existencia, sobre las carreras que elegimos (o nos eligen), sobre el sentido o el sinsentido de atesorar millas y reconocimientos, ansias y recelos, sobre la inercia que nos atenaza sin remedio.
Reforma.com

Virginia Bautista
Viajero curioso, cosmopolita e intra-vagante, al escritor Ignacio Padilla (1968-2016) le fascinaba hurgar en las palabras, en la historia, las geografías, las culturas y las épocas, coinciden los narradores Edgar Krauss y Pedro Ángel Palou.  Por esa razón, afirman en entrevista por separado, el representante más destacado y prolífico del grupo literario del Crack decidió reflexionar sobre el viaje que es la vida en su primera novela para jóvenes, Última escala en ninguna parte, que el Fondo de Cultura Económica acaba de publicar de manera póstuma. 
Excélsior

OTRAS OBRAS RELACIONADAS

Viaje en el tiempo
Côté, Denis (texto) y Francisco Nava Buchaín (ilus.)

El hijo del pirata
McCaughrean, Geraldine (texto) y Ricardo Peláez (ilus.)

Marinero muerto no muerde
Fienberg, Anna (texto) y Rafael Barajas "El Fisgón" (ilus.)

Gustavo va a la escuela
Michels, Tilde (texto) y Carmen Cardemil (ilus.)

El gis mágico
Brisac, Geneviève (texto) y Heyliana Flores (ilus.)