Obra vasta y compleja que incide en todos los recovecos de la cultura moderna. Pese a que el autor considera que la memoria es un infierno, aquí recuerda lo que fue su vida en una anticipada canción de despedida..
Cantidad:
Formato:
  • Precios exclusivos de la librería virtual

Descripción del producto


Isbn: 9789681650377

Presentación: rustico

Peso: 1.24 kg

Idioma: ESPAÑOL

Idioma Original: ESPAÑOL

Editorial: FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)

Año de edición: 1996

Número de edición: 2

Colección: TIERRA FIRME

Área temática: LITERATURA


Ficha catalográfica


Cardoza y Aragón, Luis
   El río: Novelas de caballería/Luis Cardoza y Aragón—2ª ed. - - México : FCE, 1996.
   899 pp.; 23 x 15 cm—(Colec. TIERRA FIRME)
   1.Novela Guatemalteca 2.Literatura Guatemalteca
LC PQ7499.C34 R56DeweyGua863C2681r

Biografía del autor


Poeta, ensayista y crítico de arte guatemalteco, nació en 1904 en Antigua, Guatemala y murió en 1992 en México. Su educación primaria se llevó a cabo en distintos colegios de su ciudad natal, y su educación secundaria en el Instituto Nacional para Varones. Antes de su temprana partida para Europa. Las lecturas del joven Cardoza se habían abocado principalmente hacia los clásicos del Siglo de Oro español, hacia los más altos representantes del modernismo. Una vez residenciado en Europa entró en contacto directo con los movimientos literarios y artísticos vanguardistas de posguerra: en Madrid con el ultraísmo, y con el surrealismo en París, ciudad en donde además realizó su traducción del Rabinal Achí y cursó estudios de filosofía y letras. En Bélgica. Italia y Alemania estudió pintura y luego se mudó por breve lapso al norte de Africa. De allí partió pronto a cumplir funciones diplomáticas como cónsul de su país en la Habana y Nueva York. En ambas capitales vivió experiencias fecundas y contrastantes que le sirvieron de sustento para escribir con lograda prosa poética su pequeña sinfonía del Nuevo Mundo. La obra de Luis Cardoza y Aragón puede ordenarse en tres grandes vértices: la crítica de arte, el ensayo y la poesía. En el primer aspecto, desarrolló una vasta producción crítica sobre una de las etapas más productivas y de mayor renombre internacional de la pintura mexicana como fue el movimiento muralista. Aprovechando el amplio registro de formación teórica que le habían dado sus estudios en el campo de las artes, realizó una labor pionera y de primer orden para la comprensión y valoración de la modernidad pictórica mexicana. Abierta a la innovación y a las múltiples propuestas estéticas que generaron los violentos comienzos de siglo, su poesía buscó constantemente (y es aquí donde radica su gran componente de modernidad) una unidad aleatoria entre la exploración formal y de lenguaje y una inquietud indeclinable por las preocupaciones fundamentales del hombre: de allí el marcado antropocentrismo que se registra en su obra y la propensión hacia los social e histórico producto quizás de sus grandes dotes de crítico y ensayista. Sin embargo y como toda creación de alta calidad, su poesía el género que cultivó más asiduamente, emerge de lo vital y asume, por encima de otras determinantes, una postura eminentemente esencial: ""La poesía no envejece./ Es la rosa interpolar del tiempo./ El propio aliento de Adán./ Siempre su realidad es profecía./ Cada vez más próxima a su cumplimiento./ La poesía es la única prueba/ concreta de la existencia del hombre. El jarro de agua y el pan de cada día.

Notas relacionadas


No hay noticias relacionadas
OTRAS OBRAS RELACIONADAS

Religión, cultura y sociedad en Colombia. Medellín y Antioquia, 1850-1930
Londoño Vega, Patricia

El ensayo hispanoamericano del siglo XX
Skirius, John (comp.)

La distancia infinita. Antología poética 1958-1983
Morales, Mario

Pasaje a Oriente. Narrativa de viajes de escritores argentinos

¿Qué es la hispanidad? Una conversación
Stavans, Ilan e Iván Jaksic