Cuando los paradigmas científicos dejan de dar respuesta a los problemas que les atañen, ocurren rupturas violentas en las que la ciencia se convulciona, destruye los paradigmas desgastados y los sustituye con otros nuevos. Thomas S. Kuhn analiza en esta obra "el comportamiento de las comunidades científicas encargadas de seleccionar el modo más apto de practicar la ciencia futura" tras esos momentos de crisis.
Cantidad:
Formato:
  • Precios exclusivos de la librería virtual

Descripción del producto


Isbn: 9786071614223

Presentación: rustico

Peso: 0.32 kg

Idioma: ESPAÑOL

Idioma Original: ESPAÑOL

Editorial: FONDO DE CULTURA ECONÓMICA (FCE)

Año de edición: 2013

Número de edición: 3

Colección: BREVIARIOS

Área temática: CIENCIA Y TECNOLOGÍA


Ficha catalográfica


Kuhn, Thomas Samuel
   La estructura de las revoluciones científicas/Thomas Samuel Kuhn ; ensayo preliminar de Ian Hacking ; trad. de Carlos Solís Santos ; trad. del ensayo de Dennis Peña—4ª ed. - - México : FCE, 2013.
   404 pp.; 17 x 11 cm—(Colec. BREVIARIOS;213)
   1.Ciencia - Historia 2.Ciencia - Filosofía
LC Q175 K95Dewey082.1B846 V.213

Biografía del autor


Cincinnati (Estados Unidos), 1922. Realizó su formación académica en la Universidad de Harvard, donde se licenció en Física, obteniendo en 1949 el doctorado en Humanidades. Ha sido profesor en las universidades de Berkeley, Princeton y Harvard, y desde 1979 trabaja en el Instituto de tecnología de Massachusetts. Probablemente La estructura de las revoluciones científicas de Thomas S. Kuhn sea el libro más importante y polémico en su género aparecido en los últimos treinta años. Editado en 1962, desde entonces encendió los debates entre filósofos, lógicos e historiadores de la ciencia. Es que la tesis sustantiva de Kuhn apuntaba claramente al corazón del positivismo anidado en la epistemología tradicional o clásica (más allá de Popper), creyó siempre ver en el desarrollo de las ciencias un progreso ininterrumpido, que podemos denominar ¨por acumulación¨. Acumulación de conocimientos - construcción ¨ ladrillo a ladrillo, nos dice Kuhn - se produce en los períodos tranquilos de la ciencia ¨normal¨, cuando los grandes conceptos rectores, la visión de la comunidad científica acerca del mundo natural, están sólidamente instalados, bajo el paraguas de uno o varios ¨paradigmas¨. Es entonces cuando los científicos exploran las anomalías, los puntos oscuros que las teorías no han podido resolver aún, y de cuya resolución depende el ¨progreso científico¨. Para esa labor, el paradigma científico provee de una suerte de protección, el marco conceptual y epistemológico en el que se discute la problemática; pues naturalmente hay muchas cosas para ser resueltas por la labor y el esfuerzo cotidiano de físicos o biólogos. Son esos ¨enigmas¨que la ciencia normal transforma en el objeto de su esfuerzo regular los que pueden calificarse de ¨anomalías¨del paradigma aceptado, ya que ningún paradigma resuelve el conjunto de cuestiones, sino que provee de las herramientas, las técnicas y las reglas (incluidas, naturalmente, las leyes) que permitirán la extensión continua del conocimiento.

Notas relacionadas


Rúben Aguilar
En 1962, Thomas Samuel Kuhn escribe su muy reconocido libro La estructura de las revoluciones científicas (FCE, 1985), que se estructura en seis capítulos. Kuhn expone su crítica a la manera en que los textos tradicionales se acercan al tema de la ciencia que la abordan como un proceso de acumulación gradual y continua de conocimiento. Y rebate esta visión que considera equivocada y propone una distinta que resulta revolucionaria. 
animalpolitico.com

Luis Roca Jusmet

Khun, T. S. La estructura de las revoluciones científicas Ed. FCE., México, 2005 .

Rebelión

Lorenzo Meyer

En las ciencias exactas, según argumentó hace tiempo Thomas Kuhn (La estructura de la revoluciones científicas [Fondo de Cultura Económica, 1971]), las grandes contribuciones suelen hacerlas los científicos jóvenes, pues son ellos los que, por tener poco que perder, se atreven a romper con las ortodoxias dominantes. En las ciencias sociales no suele ocurrir lo mismo.

Noroeste.com.mx

Lorenzo Meyer

En las ciencias exactas, según argumentó hace tiempo Thomas Kuhn (La estructura de la revoluciones científicas [Fondo de Cultura Económica, 1971]), las grandes contribuciones suelen hacerlas los científicos jóvenes, pues son ellos los que, por tener poco que perder, se atreven a romper con las ortodoxias dominantes. En las ciencias sociales no suele ocurrir lo mismo.

El Siglo de Torreón

Lorenzo Meyer

En las ciencias exactas, según argumentó hace tiempo Thomas Kuhn (La estructura de la revoluciones científicas [Fondo de Cultura Económica, 1971]), las grandes contribuciones suelen hacerlas los científicos jóvenes, pues son ellos los que, por tener poco que perder, se atreven a romper con las ortodoxias dominantes. En las ciencias sociales no suele ocurrir lo mismo. Sus practicantes deben invertir primero largo tiempo en adentrarse en su disciplina mediante el estudio de problemáticas muy concretas y delimitadas -en el caso de nuestro autor, la historia del socialismo y de los intelectuales franceses- para luego abordar temas mayores -él lo hizo con la historia de Europa en la posguerra. Finalmente, algunos pocos, en su madurez y montados sobre la experiencia ya acumulada, se lanzan al mundo de las grandes ideas, de las interpretaciones de envergadura y de lo nuevo. A esa etapa había llegado Judt cuando, ya convertido en intelectual público, lo alcanzó la muerte.

Reforma.com

OTRAS OBRAS RELACIONADAS

El toro de Minos
Cottrell, Leonard

El mundo desde sus inicios hasta 4000 a. C.
Tattersall, Ian

Crítica de la filosofía de las ciencias sociales de Max Weber
Runciman, Walter Garrison

Proust
May, Derwent

La tierra y las ensoñaciones del reposo. Ensayo sobre las imágenes de la intimidad
Bachelard, Gaston